Seguro médico privado

Mucha gente tienen contratado un seguro médico privado, ya sea por necesidades de salud, para evitar las listas de espera… Cada persona tiene sus razones para hacerlo. Por eso hoy queremos hablaros de un tema bastante desconocido por los usuarios, las ventajas fiscales que pueden conllevar.

Pues bien, tener contratado un seguro médico privado tiene una serie de ventajas fiscales. Tanto si se trabaja como autónomo, como para las empresas. De esta manera, los trabajadores podrán ahorrar en la declaración de la Renta o el Impuesto sobre Sociedades.

Y es que la contratación de un seguro médico privado desgrava en el IRPF de los trabajadores autónomos, es decir, sus gastos son deducibles en la Declaración de la Renta. Y esto ocurre en  propio trabajador como para su cónyuge e hijos menores de 25 años.

Por su parte, las empresas que tengan contratados seguros de salud para sus  trabajadores por cuenta ajena no tendrán que tributar por él.

¿Qué requisitos se tienen que cumplir para que el seguro médico privado se pueda deducir como un gasto en el IRPF?

En el caso de los trabajadores por cuenta propia hablamos de una serie de requisitos:

  1. Ser trabajador autónomo y estar acogido al régimen de estimación directa.
  2. El límite máximo que podrán deducir los autónomos es de 4.500 Euros.
  3. La estimación se realizará de la siguiente manera para los autónomos: la deducción de la prima del seguro, del cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con el trabajador (siempre que no perciban ingresos por un importe superior al establecido en la Ley). Este límite no puede exceder nunca de una la prima de 500 Euros por cada miembro de la familia (1.500 si algún miembro tiene reconocida una discapacidad).

En el caso de los  trabajadores por cuenta ajena podrán beneficiarse de la exención en el IRPF el seguro médico privado:

  1. Cuando esté suscrito por la empresa, hasta un límite de 500 Euros (cuando estará considerado como retribución en especie).
  2. Podrán extenderse a los cónyuges y los hijos menores de 25 años que convivan con el trabajador.
  3. Si la prima del seguro médico excede de los 500 euros, la diferencia tendrá que tributar como rendimiento en especie.

¿Cómo hacemos para realizar la deducción en la renta de un autónomo?


Pues bien, para deducir el  del seguro médico privado, se realizará una reducción en la base imponible del trabajador. Es decir, dichas primas se restarán del dinero ganado en ese periodo.

Lo mismo ocurrirá con las primas de los familiares del contribuyente.

Si tienes alguna duda, consúltanos. Recuerda que contamos con un asesor de seguros con amplia experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.